¿De qué se trabaja en Cataluña?

No es un misterio, que debido a la crisis que se originó desde el año 2007, las fuentes de trabajo se vieron afectadas y que un gran porcentaje de personas en edades productivas se encontraron en situación de Paro. Pero como era de esperarse, Cataluña se ha venido sobreponiendo a esta situación, de modo que en estos tres últimos años, se haya recuperado aproximadamente la mitad de los empleos destruidos en esta crisis.

La generación de empleos no siempre se presenta de manera directa sino de forma tercerizada. He allí la capacidad de emprendimiento, adaptación y superación de los procesos de crisis, que hacen que una población se haga grande. Este avance en la generación de fuentes de empleos viene marcada este último año, con un componente ligado al turismo, comercio, transportes y servicios empresariales. Los catalanes han encontrado en estos sectores, la manera de generar ingresos y a su vez generar más fuentes de empleos, por lo que las proyecciones para desvanecer estos índices de personas en paro disminuyan considerablemente.

El sector de los servicios, ha sido un base muy fuerte para superar la crisis de los empleos, esto se puede evidenciar en la manera que han evolucionado ciertas profesiones como es el caso de los cerrajeros en poblenou, donde no solo es necesario que sea hábil, honesto y rápido, sino que se le haya agregado un valor adicional al negocio, teniendo que un cerrajero adicionar servicios como el de urgencia en donde se debe estar disponibles las 24 horas los 365 días del año, de manera rápida y más eficiente para mantenerse en la competencia. La cerrajería no es la única rama que ha tenido que evolucionar.

Se tiene una plena esperanza que los empleos generando se sigan soportando en los servicios privados, el comercio y la hostelería son los principales motores de creación de empleo desde la crisis. El turismo es sin duda un camino ideal para solventar estas necesidades, sin embargo aún se siguen manifestando la falta de oportunidades para los jóvenes de menos de 35 años, en los puestos de trabajos. Lo que me hace pensar que los catalanes más adultos no creen en los talentos de su juventud, o no piensan ceder espacio a las nuevas generaciones para que sean sus sucesores.

Existen otras regiones de España donde la generación de empleos ha sido mucho más elevada, pero Cataluña no deja de aumentar sus índices poco a poco. Los empleos de índole públicos, están marcados por el manejo del idioma catalán que ya sufren una polémica en cuanto a su propuesta de lenguaje único de Cataluña, lo que lleva a ser el territorio con menos empleados públicos de toda España.

Aunque es su promoción ante el mundo se ofrecen como una tierra muy factible para aquellos que deseen instalarse con ellos que deseen trabajar con las mejores condiciones para juntos seguir siendo prósperos. Sin embargo las expectativas son muy buenas, mientras que no haya un elemento que golpee la economía desde afuera.