El desastre político catalán y sus principales afectados

Muchos celebran que finalmente la situación de la independencia en Cataluña ha llegado a un máximo, ya que para quienes son independistas, este es un gran logro, ya que por primera vez, se tiene la esperanza de poder lograr la independencia, pero esto trae sus consecuencias.

La seguridad es un aspecto importante a considerar en este drama político, ya que al intervenir en gobierno español en las instituciones de Cataluña, se afecta la seguridad, y es bien sabido que esto es algo muy importante para los catalanes, quienes contratan cerrajeros 24 horas eixample profesionales.

La seguridad de los cerrajeros aporta tranquilidad para los propietarios de casas, pisos y empresas, pero también está en juego la seguridad en conjunto, esa que da una actuación efectiva de los cuerpos de seguridad y que es imprescindible en toda sociedad.

Ante un quebrantamiento evidente entre la policía nacional y los mossos, la situación en Cataluña se vuelve muy tensa, puesto que en las ciudades se ve como los encargados de la seguridad ya no tienen un trato cordial por pertenecer a las distintas instituciones, y es que es algo que se vive a todas las escalas.

Los más afectados, los ciudadanos

Puede ser que muchos catalanes están contentos con la situación que se está presentando en Cataluña, pero la realidad es que dicha situación ha venido a afectar de sobremanera la cotidianidad del catalán, el cual todos los días se despierta con la incertidumbre de lo que pasa con la política.

Los catalanes por tradición no son personas que se preocupen mucho por la política, de hecho siempre han tenido mucha tranquilidad en este sentido, ya que sus preocupaciones van más hacia lo económico, sus trabajos, estudios, el clima, el futbol, la religión, pero no a la política.

Ahora los catalanes no pueden dejar de leer la sección de política, puesto que más que un tema, es una realidad de la que no pueden escapara los catalanes y que ha hecho que sociológicamente los catalanes se adapten a estos hechos que quieran o no, son parte de su realidad.

Se vive en muchas escalas el acoso al ser o no ser independentista, se ha acusado abiertamente a algunos colegios catalanes de adoctrinamiento, cosa que es gravísima, y peor aún, ha pasado lo más terrible, rivalidades entre familias, amigos, patrón y jefe.

La situación en Cataluña va mas allá del hecho de declarar o no una independencia, va mas allá de aplicar el artículo 155, la situación es que hay catalanes que van a cambiar su conducta para siempre y se teme que esto afecte a la sociedad de base de una forma irreversible.

Estos costos sociales, los cuales también se viven en el drama de catalanes que a diario pierden su empleo por la situación de la fuga de empresas de esta comunidad, se hacen cada vez más fuertes, y es que la presión de parte del gobierno español insiste en quebrantar el espíritu independentista.